AJEDREZ MAYA El Juego de los Dioses

AJEDREZ MAYA "El Juego de los Dioses"®

Sé el primero en deja una reseña

Ajedrez Maya "El Juego de los Dioses" —Logo

El AJEDREZ MAYA “El Juego de los Dioses”® es un material didáctico habilitado como juego de mesa que se juega en la Dimensión 3.
Simbólicamente se representa en Sagrado Juego de Pelota que nuestros ancestros practicaron por miles de años
Las piezas se rotan usando sus aristas como ejes de rotación, para asentarse en la siguiente cara, NUNCA por los vértices, la única pieza que se desliza es el Líder.

Se aprende a jugar en  un minuto y su sensación se queda por toda la vida.

Resumen de los Objetivos Intelectuales:
● Desarrollo de habilidades en el plano y espaciales.
● Memoria y coordinación.
● Representación simbólica del ámbito del juego.
● Dinámica del juego de reglas.
● Dialéctica.
● Discriminación primaria del valor de las operaciones y del juicio crítico.
● Reconocimiento del estado mental de producción intelectual.
● Desarrollo de las operaciones fundamentales.
● La retención y la memoria episódica.
● La estructuración de la observación.
● La concentración de la atención.
● Metodologías de estudio ante una cantidad muy grande de necesidades cognitivas.
● Desarrollo de la capacidad de planificación con objetivos de corto, mediano y largo alcance.
● Noción del proceso de toma de decisiones.
● El pensamiento Lateral.
● El análisis y sus componentes.
● Conocimientos históricos y sus contextos.
● Relación con las temáticas intelectuales de orden general y particular en otras actividades.
● Desarrollo en principios y mecánica de la utilización del juego con relación al problem-solving.

Aviso de adhesión

Lorem ipsum es el texto que se usa habitualmente en diseño gráfico en demostraciones de tipografías o de borradores de diseño para probar el diseño visual antes de insertar el texto final.

Aunque no posee actualmente fuentes para justificar sus hipótesis, el profesor de filología clásica Richard McClintock asegura que su uso se remonta a los impresores de comienzos del siglo XVI.1​ Su uso en algunos editores de texto muy conocidos en la actualidad ha dado al texto lorem ipsum nueva popularidad.

El texto en sí no tiene sentido, aunque no es completamente aleatorio, sino que deriva de un texto de Cicerón en lengua latina, a cuyas palabras se les han eliminado sílabas o letras.